4 usos para el CBD

Altamente versátil, el CBD tiene múltiples usos.

Un remedio natural muy popular, el uso de CBD (cannabidiol) puede afectar una serie de problemas de salud.

Su versatilidad como suplemento o en aplicaciones tópicas es prometedora para una variedad de condiciones de salud. La evidencia anecdótica de los usuarios de CBD parece corroborar los primeros hallazgos de la investigación para su uso en el tratamiento de muchas afecciones de salud. 

Los resultados iniciales parecen indicar que el CBD es útil como antiinflamatorio, analgésico y protector neurogenerativo. 

Uso de CBD para aliviar el dolor. 

Canadá ha aprobado el CBD para el alivio del dolor en el tratamiento de la esclerosis múltiple (EM) y el cáncer. Un estudio con ratones y ratas, y publicado en el Journal of Experimental Medicine, mostró que el CBD ayudó significativamente a reducir la inflamación crónica y el dolor. Otro estudio de investigación ha demostrado que el CBD tiene efectos analgésicos. 

El sistema endocannabinoide (ECS) del cuerpo regula el sueño, el apetito y el dolor, así como la respuesta del sistema inmunitario del cuerpo. Producidos naturalmente, estos neurotransmisores trabajan con el sistema nervioso del cuerpo. 

Los investigadores han demostrado que el CBD reduce el dolor crónico ya que afecta los receptores de ECS. Un estudio encontró que las ratas que recibieron inyecciones de CBD tuvieron una respuesta de dolor reducida a las incisiones quirúrgicas. Aún así, otra investigación sobre el dolor ciático y su inflamación asociada encontró que el tratamiento oral con CBD redujo ambos.

Otros estudios en humanos revelaron que una combinación de CBD y THC (el componente psicoactivo del cannabis) era útil para aliviar el dolor en personas con EM y artritis. 

En el European Journal of Pain, la investigación encontró que las aplicaciones tópicas de CBD ayudaron a reducir la inflamación y el dolor de la artritis. Y otro estudio informó que el CBD ayuda a inhibir la inflamación y el dolor neuropáticos. El dolor crónico y la inflamación de la artritis y la neuropatía son particularmente difíciles de tratar. 

Usando CBD para promover la salud del corazón 

Un problema cada vez mayor, la enfermedad cardíaca es una de las principales causas de muerte en los Estados Unidos. Si bien una dieta y un estilo de vida saludables son esenciales para las personas con enfermedad cardíaca, el uso de CBD puede aliviar algunos de los factores de la enfermedad cardíaca. 

La presión arterial alta es un indicador de riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. También contribuye al síndrome metabólico, a menudo un precursor de la diabetes. En estudios de investigación, el uso de CBD sugiere que alivia el estrés y la ansiedad, ayudando a reducir la presión arterial. 

En un pequeño estudio publicado en 2017, en el Journal of Clinical Investigation Insight en 2017, los científicos descubrieron que el uso de CBD ayudó a prevenir las fluctuaciones en la presión arterial relacionada con el estrés. De 9 voluntarios varones, tratados con CBD mostraron presiones sanguíneas más bajas antes y después de un evento inductor de estrés que aquellos que recibieron un placebo. 

En el mismo estudio, los hombres se sometieron a pruebas de estrés para aumentar la presión arterial. Los investigadores descubrieron que una dosis única de CBD resultó en que los voluntarios experimentaron un aumento de la presión arterial más pequeño de lo que podría esperarse. 

La investigación vincula el CBD con muchos beneficios para el corazón y la circulación, además de reducir la presión arterial alta, como:

  • Reducción de bloqueos arteriales 
  • Reducción de la respuesta cardiovascular relacionada con el estrés. 
  • Reducción de los niveles de colesterol. 

El uso de CBD también puede ayudar a prevenir el estrés oxidativo y la inflamación, que a menudo son precursores de enfermedades del corazón. 

Además, los resultados de la investigación en animales sugieren que el uso de CBD puede ayudar a reducir la inflamación y la muerte celular resultante en relación con la enfermedad cardíaca. Debido a las propiedades del CBD como antioxidante y para aliviar el estrés, el uso de CBD puede ayudar a reducir las enfermedades cardíacas. 

CBD utiliza para síntomas relacionados con el cáncer 

El CBD puede proporcionar una opción natural para el alivio de las náuseas y el dolor inducidos por la quimioterapia. Si bien es necesario realizar más investigaciones sobre el papel del CBD en el tratamiento del cáncer, los datos actuales son prometedores. En algunos casos, el CBD demostró ser más efectivo que los medicamentos más tradicionales utilizados para tratar los mismos síntomas. 

La American Cancer Society ha informado que el uso de CBD (en estudios con animales) ralentiza el crecimiento y la propagación de tipos particulares de cáncer. 

Una revisión similar en el British Journal of Clinical Pharmacology encontró que el CBD ayuda a prevenir la propagación del cáncer de manera significativa. La investigación del estudio notó que el CBD mostró una tendencia a suprimir el crecimiento, así como a facilitar la destrucción de las células cancerosas. 

En el laboratorio, un estudio encontró que el concentrado de CBD parecía provocar la muerte de células cancerosas en células de cáncer de mama humano. Otro mostró que el crecimiento del cáncer de mama agresivo en ratones estaba impedido. 

Se necesita más investigación sobre los efectos sobre el cáncer en humanos para respaldar estas conclusiones iniciales, pero los resultados iniciales parecen prometedores. 

Uso de CBD por sus propiedades neuroprotectoras 

La investigación preliminar indica que el impacto del CBD en el sistema endocannabinoide y otros neurotransmisores podría proporcionar alivio a las personas con trastornos neurológicos, como el Alzheimer, la EM, el Parkinson y la epilepsia. 

En el Journal of Alzheimer’s Disease, la investigación parece indicar que el CBD previene el desarrollo del déficit de reconocimiento social por parte de los pacientes. Esto es muy prometedor para las personas en las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer, posiblemente ayudándoles a continuar reconociendo a las personas que conocen. Además, el uso de CBD podría retrasar la progresión de la enfermedad. 

Uno de los usos más estudiados de CBD es en el tratamiento de trastornos neurológicos, como la epilepsia y la EM. Aunque la investigación es nueva, los resultados parecen prometedores. De 214 personas con epilepsia severa, una dosis de 0.9 a 2.3 gramos por libra de peso corporal resultó en una reducción media de las convulsiones en un 36.5%. 

En 2018, la FDA de EE. UU. aprobó el uso de una solución oral de un medicamento CBD (Epidiolex) para el tratamiento de niños de 2 años en adelante con el síndrome de Lennox-Gastaut y el síndrome de Dravet, formas graves de epilepsia. 

Además, varios estudios han demostrado que el CBD solía tratar a las personas con Parkinson con una mejor calidad de vida y mejor sueño.

Como anécdota, el CBD parece tener beneficios positivos para dolencias físicas y enfermedades. Los usos del CBD tienen el potencial de aliviar los síntomas de afecciones mentales que van desde la ansiedad hasta el trastorno de estrés postraumático.

Aunque se ha estudiado el potencial del CBD en el tratamiento de muchas afecciones de salud, sin una investigación más extensa en estudios en humanos, es difícil determinar dosis efectivas. Actualmente, el CBD está disponible en línea o en tiendas donde el cannabis es legal.

Los usos del CBD son muchos; ya sea de forma anecdótica o basada en investigaciones, la evidencia parece mostrar que el uso de CBD puede ayudar a aliviar los síntomas y combatir los efectos de muchas afecciones de salud. 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top